Volvo Ocean Race: Dongfeng mantiene su sólida ventaja

El argumento de la etapa 3 de la Volvo se mantiene. Primero e imparable desde que se distanciara del grupo acortando millas en la sombra de viento de la isla de Ceilán, el Dongfeng mantiene unas 50/60 millas de ventaja sobre un trío de perseguidores en pelotón. Este trío está encabezado regularmente por el Mapfre, con el Abu Dhabi y el Brunel pisándole los talones. Por atrás, Alvimedica y SCA aparecen algo más distanciados. La entrada en el golfo de Malaca, que suma su gran tráfico marítimo y enorme suciedad a unas muy complejas opciones tácticas, podría ser la última oportunidad de reagrupar a la flota y volver a repartir las cartas.

“Un auténtico experimento psicológico”. Así se refería el reportero del Alvimedica, Amory Ross, a los tres días que la flota ha pasado sin viento -parados en muchas ocasiones-, en medio de la Bahía de Bengala, la más grande del mundo. Con los barcos convertidos en auténticas sartenes en las que los tripulantes creían cocinarse a fuego lento, rodeados del silencio más absoluto, sin nada a la vista que no fuera el agua que brillaba espesa como mercurio, todos se preguntaban hasta cuándo se alargaría esta etapa 3 entre Abu Dhabi y Sanya.

Una respuesta que sólo el viento sabe contestar y que ha aparecido por fin, durante la noche de hoy, en forma de Monzón (NE). Aun así, no ha sido fácil navegarlo, y los equipos han pasado las últimas horas saltando de chubasco en chubasco, de nube en nube, intentando descifrar cuál llevaba viento y cuál no. Y también han aprovechado para darse unas duchas de añorada agua dulce.

“Ayer por la mañana, Rob avistó una buena línea de viento y llamó a todos a cubierta para cambiar de MH0 a J1. De unos tímidos 6, 7 nudos a unos potentes 14. Creemos que éste es el viento que nos va a hacer llegar finalmente al estrecho de Malaca que tan inalcanzable parece ser. Unas 250 millas nos separan y ¡Estimamos que estaremos allí mañana por la tarde!”, explicaba esta mañana Fran Vignale, el reportero del MAPFRE. Junto a Team Alvimedica y Team SCA, los de Xabi Fernández son los que más terreno han ganado, unas diez millas, por la noche.

Dongfeng Race Team sigue dominando la etapa unas 65 millas por delante de MAPFRE. Tercero sigue el Abu Dhabi Ocean Racing, gracias al terreno que perdió Team Brunel durante la noche de ayer -casi 13 millas- al apostar por colocarse al norte de la flota. Justamente lo contrario que hizo el líder, que fue más al Sur y luego volvió al centro.

A bordo del Abu Dhabi su reportero Matt Knighton explicaba la dificultad de predecir el viento en esta zona del globo: “Aquí, los modelos meteorológicos no son muy fiables. Para llegar al estrecho de Malaca tendremos que ir lo más al E posible. MAPFRE estaba más al Este y es el que más ha avanzado”, señalaba.

Con el aumento de la brisa también ha mejorado la moral de las tripulaciones, que han superado además la marca de las 2.000 millas que quedan hasta la meta en Sanya. Pero de momento, todas las mentes están concentradas en el estrecho de Malaca. Saben que pasarlo es una operación complicada -la más complicada de la vuelta al mundo a vela según algunos de los veteranos- que les puede llevar entre dos y tres días.

En esta franja de agua de 800 kilómetros de longitud que separa Malasia de Sumatra (Indonesia), y 2,8 kilómetros de anchura en su zona más angosta, se cruzarán con decenas de mercantes, cientos de pescadores, bancos de arena, y corriente, mucha corriente. Tanta, que de no haber viento suficiente para cruzar, algunos regatistas ya han mencionado que no descartan tener que echar el ancla para no ir marcha atrás. La organización ha establecido zonas de exclusión para  evitar al tráfico marítimo. Y como guinda del pastel, en la zona se ha detectado en los últimos meses algunos actos de piratería que, si bien se dedican a pequeños robos, harán que los Volvo Ocean 65 mantengan los ojos aún más abiertos, si es que es posible.

En estos momentos hay diferencias de viento importantes en la flota. De los 5 nudos de Mapre a los 16 de Dongfeng Race Team. Conforme avancen hacia el Este, el viento ha de subir hasta un rango de los 15 a 25 nudos. Algunos chubascos dispersos podrían superar los 30 nudos, acompañados de olas de 2,5 metros. A partir de esta tarde de hoy domingo, con los barcos ya en Malaca, se anuncia menos viento, que incluso podría bajar de los siete nudos.

Superado el estrecho de Malaca, en el mar de China la flota se encontrará un monzón reforzado para un sprint final en ceñida hasta Sanya, donde se espera que lleguen entre el 27 y el 28 de enero.

VOR 18-1 mapfre

Share This:

Lunes, 19 enero 2015
Esta entrada fue publicada en Noticas generales, Noticias, Noticias Crucero, Noticias Regata, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.