VOR: El océano Pacífico en pelotón

La etapa 5 de la Volvo Ocean Race entre Nueva Zelanda y Itajai está completamente abierta. Los primeros cinco barcos navegan en un pelotón con apenas 12 millas de separación a la meta y poco más de 20 millas de separación lateral, con el Abu Dhabi como barco más al sur. Cada parte de posiciones refleja un baile en la clasificación y los VOR65 navegan lanzados a más de 20 nudos en una de los mares más inhóspitos del planeta.  Solo el SCA ha levantado el pie del acelerador y ya está a casi 300 millas por la popa del grupo de cabeza.

Mañana lunes los barcos deberían doblar el cabo de Hornos y entonces es posible que se abran más opciones tácticas remontando 2.000 millas de las costas de Sudamérica. También es posible –como sucedió en la etapa anterior- que la táctica deje paso a la estrategia y la flota se mantenga agrupada hasta la misma meta, con una victoria al sprint del más hábil  en las últimas horas.

Desde el Abu Dhabi, Matt Knighton explicaba que “Los chicos, cuando acaban su guardia de 4 horas, se meten dentro del barco pero se quedan con la ropa de agua puesta. Saben que en cualquier momento les llamarán a cubierta”. “Hace casi 48 horas que no dormimos. Quemamos calorías pero es difícil comer. Así no nos recuperamos”, añadía. Sin embargo, saben que tienen que hacerlo, pues el cabo de Hornos está a sólo 24 horas y aun quedan 2.500 millas de regata.

Las condiciones son muy duras para las tripulaciones, con el agua a 3º y el viento completamente gélido de estas latitudes. “Cuando estás con las manos en el timón, con guantes, la sangre no te llega a los dedos y se congelan”, explicaba el brasileño André Fonseca, del MAPFRE. Todos saben que a partir del lunes estas frías condiciones irán quedando atrás. Volvo Ocean Race 2014-15 - Leg 5 to Itajai

Share This:

Lunes, 30 marzo 2015
Esta entrada fue publicada en Noticas generales, Noticias, Noticias Regata, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.